miércoles, 31 de julio de 2013

Detroit: Oh my God!


Comerica Park: this one look great!

Being ardent baseball fans my wife and I decided to come to Detroit. With the presence of Venezuelan players like Miguel Cabrera, Anibal Sanchez, Victor Martínez, Omar Infante and others in the city baseball team, the Tigers, Detroit is to us a Mecca of baseball. We are now in Detroit and getting ready to see the game between the Tigers and the Washington Nationals, our other favorite team.

Nothing had prepared us for this experience. I never suspected a U.S. city could look this. I have seen Castro’s Havana and I have seen Managua after the earthquake but I thought this kind of ruin only existed in third world countries led by dictators or without human or financial resources to remedy it. Hard to believe that it could exist in the U.S. and so close to Canada! Que verguenza con esos señores..

And yet, the areas near downtown Detroit that we have seen are the worst I have ever seen in the U.S. They look like if they went through a long war, with ruins and desolation everywhere. There are few, if any, people in the streets. Building after building are deserted, covered with graffiti, with surrounding empty lots and overgrown bushes. How can a city come down to this? The air of desolation is depressive. I am sure the outskirts of the city must have better neighborhoods, even areas of middle and upper classes, but I never suspected that the U.S., as a nation, could tolerate the look of Detroit without acting decisively about it. I do not know what brought Detroit to this misery but I am sure it was not a matter of months but of years of neglect.

State and/or municipal Corruption?  Social Conflict?

We went to see the Motown Museum, dedicated to the birth of that musical style that took the world by storm several decades ago, making Stevie Wonder, Diana Ross and many other artists justly famous. The modest museum is located in two of the small house in West Grand Avenue where the company started. We went there from our hotel, located in Grand River Avenue. But only the names of the streets are grand. The route is covered with misery. The museum is surrounded by funeral homes, in the type of neighborhood you do not feel safe. Pretty much like Petare, in Caracas. Hold on to your wallet.

Getting to Detroit is not a piece of cake, either. From Toledo, a very clean and pleasant city in Ohio we took 75 North to Detroit. It is only 60 miles or so but it feels like 600 miles, along a route with a poor pavement that makes you feel you are navigating in a stormy sea. But this is not the worse. The trucks are the worse. Never had we seen so many of them. Sharing the roads with those monsters took every ounce of my concentration capacity (not many ounces left). Upon arrival to the hotel, safe but not sound, I had a couple of stiff whiskies.

Would you believe that the lobby of the hotel was being remodeled and there was continuous and horrendous drilling going on?  We checked in using sign language. The room, however, was and is  spectacular.

I do not think we will be back to Detroit, at least for the next 20 years, to celebrate my 100 years. If Detroit still exists. At least, I hope the Tigers win today.  

martes, 30 de julio de 2013

Mi articulo en Latin American Energy Review


Venezuela’s Energy Equation: Current Situation and Outlook

Venezuela’s energy programs under President Chavez come under attack in this documented case, arguing that mismanagement, inefficiencies and lack of followthrough have led to a series of missed opportunities.  The article covers oil, renewable energies and hydro facilities, providing figures showing adverse trends.

The Venezuelan energy equation is simple:
Screen Shot 2013-06-23 at 7.12.59 AM
This is not unexpected, since the fossil fuel resources of the country are very large and have been under development for over a century.  Venezuela claims to possess the largest oil proven reserves in the world, some 297 billion barrels of recoverable oil.  Most of these reserves are located in the so-called Orinoco Belt, an area of about 54,000 square kilometers, larger than Denmark.  Although this claim is technically questionable since it is based on an arbitrary recovery factor of 20% of the heavy oil in place, there is no doubt that the area contains a significant amount of hydrocarbons.  Natural gas resources are also significant, of the order of 195 trillion cubic feet, the second largest in the Americas after the United States.  However, a large percentage of these reserves, some 85%, are associated with oil.  This means that much of Venezuela’s natural gas cannot be produced independently from oil, which imposes a severe limitation to the capacity of the country to increase gas production at will since its level of oil production is limited by OPEC’s quotas.
The country is also rich in hydroelectricity, with a potential of the order of 80 megawatts (MW), although installed capacity is about 10 MW thanks to a group of dams built during the last 50 years in the Caroni river basin in southern Venezuela, that have supplied for many years up to 70% of all electricity requirements in the country.  This percentage has been declining during the last 5-7 years, to some 60% of total electricity demand, not only due to the expansion of demand but to a combination of severe droughts in the region and lack of adequate maintenance of the facilities.  In 2010 a crisis of hydroelectric generation due to the low water levels in the dams forced the government to take extreme emergency measures, including programmed outages, the installation of numerous small thermoelectric plants in different portions of the country and a drastic reduction of industrial production in the aluminum and steel sectors.  The sector has not recovered from this crisis and severe electricity shortages are frequent throughout the country.  The government has had to resort increasingly to thermal plants. Since natural gas production is insufficient, thermally generated electricity has to utilize significant volumes of diesel oil at a great economic loss to the nation, since the price of electricity in Venezuela is strongly subsidized.
Renewable sources of energy have not been developed
Because of the abundance of hydrocarbons and hydroelectricity, alternative sources of renewable energy have not been developed in Venezuela, in spite of the existence of a high potential for the generation of energy from wind, solar and biomass.  The Venezuelan government has been talking of doing this for several years but no significant concrete action has been taken.  For example, in 2009 the Minister of Energy and Petroleum spoke of eight great renewable energy projects being considered, four of them from biofuels and the other four related to wind energy.  One of the ministry’s directors, Vicente Duran, spoke at the time of a plan to “… convert Venezuela into a world class energy power, by prioritizing renewable energy”.  The projects, he specified, included four wind farms in the states of Sucre, Falcon, Nueva Esparta and Zulia, specifically in the Guajira Peninsula (adjacent to Colombia).  He also announced the installation of 806 photovoltaic systems throughout the country.  In addition, he mentioned that “… a geothermal plant was being evaluated for construction in the State of Sucre”.  Four years later biofuels have not been produced and only one of the wind projects has been partially completed in the Guajira peninsula, so far generating a very modest 500 kilowatts (KW).
Other publications carry high estimates of the potential of renewable energy in Venezuela but also express pessimism about the will of the government to carry out their development.  For example, a report estimates the energy generating potential in Venezuela at anywhere between 1,600-10,000 MW. This report adds that such estimates seem over optimistic, not because the potential is not there but because the government does not follow through on its promises.
Oil and gas will remain the prevailing sources of energy for the foreseeable future
Published articles deal with some of the problems afflicting the Venezuelan economy and, in particular, its petroleum industry and generally paint a rather dismal picture of the current situation.  Their evaluation coincides with my own observations.  I offer below some basic indices related to the state-owned petroleum company, PDVSA.  I compare 1998 indices, the year before Hugo Chavez came into power with those in 2012, his last year in the presidency (all figures are official, unless specifically stated):
Screen Shot 2013-06-23 at 7.13.22 AM
These numbers reveal a Venezuelan petroleum and gas industry in decline
What has happened to the Venezuelan oil and gas industry?  Where is it headed?  The numbers tell much of the story but some further explanation is required.
Oil production has significantly declined or, in the best of cases, has remained stagnant for the last 15 years.  In fact, if the corporate strategic plan existing in 2005 had been executed the company would be producing about 5 million barrels per day today.  The loss in income for not executing this plan has been staggering, considering that the price of the barrel has been over $100 for several years.  Exploration activities have been greatly curtailed.  Refining capacity has decreased, after the sale of three refineries in the U.S. and the closing down of the Bahamas refinery, where the Venezuelan company had a 50% share.  The foreign partners of the Venezuelan company in the Orinoco heavy oil fields are from ideologically “friendly” countries but lack the technology, management capability and financial muscle required to develop these resources in the proper manner.
The number of employees has quadrupled.  This is especially negative because many of those employees are not engaged in oil and gas activities.  The government decided to convert the company into a “socialist” enterprise, engaged in importing and distributing subsidized food, agricultural production, house building and diverse social programs that have distracted the company away from its core activities.  The impact of this change in philosophy on the efficiency of the company has been clearly negative.
Most of the income derived from the marketing of the oil has been transferred to the central government and proper re-investment in the company has been neglected.  While comparable companies such as Petrobras, ExxonMobil and Shell invest an average of $40 billion per year in their core activities, Petroleos de Venezuela has been investing only $12-15 billion per year during the last 4-5 years.
The political decision by the Venezuelan government to send subsidized oil to Latin American countries, especially Cuba, where 100,000 barrels of oil are sent every day, practically free due to the nature of the agreement, has inflicted a dramatic loss to the  Venezuelan oil and gas industry.  All in all about half of Venezuelan oil exports going to Latin America and to China are not receiving a proper payment.
As financial demands from the central government have siphoned oil income away from the company its debt has mounted.  Today I estimate the total debt of the company, including contingencies for probable future payments to debtors, in no less than $80 billion, an amount that already exceeds the company’s assets, officially listed as $75 billion in its 2012 annual report.
Venezuelan energy security presents no problems, given the immense size of its oil and gas resources.  Development of alternative sources of renewable energy seem condemned to permanent stagnation for many years to come.  Clearly the country has failed to build a viable and prosperous economy by using oil income in a proper manner.  As the country sits on an enormous reservoir of undeveloped heavy oil, while the world is already in a transition into new forms of energy, Venezuela will require a drastic revamping of its energy policy in the short term, if the country is to put its fossil hydrocarbon resources to good use before they become museum pieces.
© Latin American Energy Review June 2013

Gustavo Coronel

Gustavo Coronel  had 32-year career in the petroleum industry in Venezuela and abroad, and was a founding member of the board of directors of Petroleos de Venezuela (PDVSA) from ’76-’79. He was Chief Operations Officer and acting CEO of the Corporacion Venezolana de Guayana, a $35 billion Venezuelan government conglomerate, (‘94-’95), and President of the Port of Puerto Cabello, Venezuela (‘01-’02). Mr. Coronel has received academic honors from his alma mater, is an active writer and blogger on matters in which he is passionate, and very active in community affairs in addition to teaching. He was Director of Corporate Programs for Latin America at Foreign Policy magazine (‘04-’06). He graduated from University of Tulsa (’55) as a geologist, was a Fellow at the Center for International Affairs at Harvard University (’81-’83), and obtained a masters degree in international public policy from Johns Hopkins University (’87).

domingo, 28 de julio de 2013

Corruption at high speed: PDVSA pilfers Venezuelan money

Price of one point: $50 million.

Today, Pastor Maldonado, the Formula One race driver, arrived in the 10th position in Hungary, his best showing so far this year. Three years ago Petroleos de Venezuela, PDVSA, the Venezuelan state-owned oil company agreed to pay Williams a sum of about $50 million per year for four years, so that race driver Pastor Maldonado, a friend of the president of the company, could race one of their cars. This deal is corrupt due to several reasons: (1) Formula One is an elitist sport, not practiced in the country; (2), Petroleos de Venezuela signed this contract without any transparency. (3), the amount of money involved is very significant, especially for a country that has extreme economic problems and very high debt; (4), While this patronage is extended to Maldonado, Venezuelan universities and hospitals lack the most essential equipment and materials.

 Maldonado has proven to be an unruly driver, one of the most penalized Formula One pilots during the last two years. Since his car carries the Venezuelan flag, his performance as a driver and as a sportsman has become a source of discredit to the country. Last year he brought a race car to Venezuela to give an exhibition. Awed Venezuelans, who had never seen a Formula One race car in real life, also saw Maldonado losing control of the car and crashing, all by himself.  

Not only the deal with Williams is highly unethical but, from a sports perspective, results have been  very poor. Maldonado has found a consistent niche around the 15th position, race after race, another source of embarrassment for the country. He always has an excuse and promises that next time he will do better. In nine races this year he had not earned one single point, until today, when h arrived 10th and earned one.  

I publicly accuse the president of the oil company, Rafael Ramirez and the Formula One driver, Pastor Maldonado of corruption and demand that this waste of Venezuelan money ends immediately. 

Record, 2013

Grand Prix
Race Position
17 Mar 2013
24 Mar 2013
14 Apr 2013
21 Apr 2013
12 May 2013
26 May 2013
09 Jun 2013
30 Jun 2013
07 Jul 2013


Today, he arrived  10th, earning one point. So far, this point is costing Venezuela $50 million.   

Venezuela: la solución estructural

 Una reflexión dominical

Pasan los días, los meses y los años y Venezuela continúa igual, un país de segunda categoría, navegando entre el estancamiento y la involución. La minoría que se  preocupa por salir de esta mediocre situación presta atención, mesmerizada, a la coyuntura del momento pero no se decide a  enfrentar la realidad. Ella nos dice que la solución no es de coyuntura sino estructural. En 1998 el país quiso salir de la democracia bi-partidista y, para ello, echó mano a una solución de coyuntura: Hugo Chávez y su Constituyente. La solución de hacer un borrón y cuenta nueva a nivel politico, a nivel del Estado,  les resultó muy atractiva, les sonó como radicalmente renovadora. 15 años más tarde nadie puede pensar honestamente que la solución ha sido buena. El país está peor que en 1998, en todos los órdenes. Y el peor deterioro es el espiritual.  Venezuela es hoy una sociedad desalmada, en la cual se han borrado las fronteras entre la decencia y el descaro. La necesidad que muchos sienten no perder posición económica, política o social,  ha llegado a asfixiar la honestidad. No sabemos ya quien es el vecino, el amigo, el compañero de la Universidad queel ha vendido su alma al diablo, mientras sigue pretendiendo permanecer fiel a sus principios. El venezolano que no se entrega  vive en el peor de los mundos, un mundo en el cual la indignidad y el robo tienen poder , reconocimiento y hasta la adhesión de algunos viejos amigos.

En un país controlado politicamente por Cuba y economicamente por China, manejado por ladrones e ineptos, con funcionarios civiles y militares casi todos vendidos por dinero al régimen, los venezolanos dignos ven cerradas la mayoría de las salidas. Una de las pocas, la electoral, constituye una fuente de gran frustración para esos venezolanos porque los organismos que deben conducir el proceso de manera imparcial están impudicamente entregados al régimen. Por principio estos venezolanos rechazan una solución de fuerza, como la que intentó el sátrapa fallecido en Febrero de 1992. Cual es la salida? Se preguntan. No ha pasado mucho tiempo sin que alguien pronunciara las palabras “mágicas”:  Necesitamos una nueva Constituyente, otro borrón y cuenta nueva.

Ciertamente la Cosntituyente cumple con el requisito de representar una solución de coyuntura a la situación actual. Al permitir una revisión a fondo de las instituciones es una herramienta capaz de romper el cerrojo que el régimen le ha impuesto al sector democrático en la Asamblea nacional, el TSJ y el Poder Ciudadano, entre otras instituciones del Estado. Por supuesto, tendrían que pasar dos cosas: que el país pueda pedir su convocatoria y que, una vez convocada, tenga la distribución interna de fuerzas que haga posible el proceso de renovación. Porque una nueva Constituyente dominada por los escombros del  chavismo sería hasta peor que lo que tenemos hoy en día.

Sin embargo, no es a una nueva Constituyente, con sus peligros y promesas de coyuntura a lo que deseo referirme. En el mejor de los casos una nueva Constituyente no representa la solución structural para el país sino, apenas, la herramienta de coyuntura que serviría para destrancar el juego. Lo que el país requiere es una nueva sociedad. Una nueva Constituyente vendría a ser algo así como: a falta de pan buenas son tortas.

Y cual es el pan que nos falta? Es una nueva sociedad de ciudadanos, no el gentío que existe en Venezuela, un gentío sin amor por la nación, sin conciencia histórica, contento porque, de vez en cuando, llegue la harina Pan a los mercados. Mientras esta sociedad mediocre y moralmente débil no cambie, el país podrá tener todas las constituyentes habidas y por haber, sin que ello signifique avance real. Porque no es una constitución la que tiene el poder de  dignificar a una sociedad. Es la sociedad la que tiene el poder de dignificar la constitución.

El verdadero producto de la Constituyente de 1999 no fue una nueva y mejor constitución, fue la destrucción de la democracia venezolana. En 1999 el país se aferró  a una ilusión de cambio cuando lo que realmente existió fue una maniobra de Hugo Chávez y sus asesores, con el beneplácito y hasta la complicidad de muchos demócratas,  para asesinar la democracia.

No me hago ilusiones sobre la posibilidad de crear una nueva sociedad a corto plazo. Quizás nunca la podamos tener,  a juzgar por el comportamiento de los venezolanos en lo últimos 50 años. Pero ello no quiere decir que no sea esencial. Crear una sociedad de ciudadanos si sería una revolución, no la quincalla repleta de pacotilla ideológica armada por gente como Ceresole, Harnecker, Monedero y el reposero Izarra. Para crearla es preciso tiempo, perseverancia y una política de estado de educación ciudadana  que promueva ese proceso. Estoy convencido de que los venezolanos no la han llevado a cabo porque el país, tanto el de la democracia bipartidista como el de la autocracia fascistoide,  ha estado excesivamente politizado y orientado, por ello, hacia las ganancias políticas de corto plazo.

Pero ello no quiere decir que sea imposible de obtener. Otros países lo han hecho y ya pasaron el charco de la ignorancia y la mediocridad. Chile, Costa Rica, Uruguay lo han hecho en nuestra región, países que no son grandes o poderosos o ricos. Han logrado la solución estructural, una revolución actitudinal, sin estridencia, sin rimbombancia, que los ha llevado a poseer una masa crítica de ciudadanos. Cuando un país adquiere esa masa crítica,  comprende que las inumerables, voluminosas y fantasiosas  constituciones, la proliferación de leyes, reglamentos, regulaciones y decretos no tienen tanta importancia como la voluntad de vivir de manera civilizada, respetando al vecino  y dejando de escupir en la calle.  

VIDEO del avión Chino que se estrelló durante "desfile"


Mientras el locutor habla impertérrito  sobre las condecoraciones que se darán, como arroz, a los personeros del regimen, el avión pierde altura y se estrella. El piloto hace funcionar el mecanismo de eyección, el cual es muy bueno, ya probado en mucha oportunidades por quienes han adquirido este avión hecho en China y Pakistán. Con este van tres aviones del mismo tipo estrellados en Venezuela. El helicóptero que iba al rescate también se estrelló.

En este regimen nada funciona. Y la gente? Pata é rolo. 

sábado, 27 de julio de 2013

La corrupción en PDVSA, suma y sigue....

Esta propaganda de PDVSA (gracias por la foto, Daniel), es una pequeña muestra de la corrupción que existe en ese nido de ineptos. Cuantos miles de esa bazofia no habrán impreso? Bolívar y Chávez se enlazan allí en base a la palabra dignidad. Pero veamos:

Bolívar peleó dignamente. Chávez fue un cobarde que engañó a sus soldados mientras él s escondía en el Museo Militar.

Bolívar era rico y  lo sacrificó todo por la independencia de su país, murió hasta sin ropa propia. Chávez era pobre y se apropió del dinero de la nación para comprarse relojes costosísimos, viajar como un jeque, pagar meses de tratamiento médico en Cuba y andar con cocineros y guardaespaldas por los mejores hoteles del mundo.  Además le sustrajo dinero a los venezolanos para dárselo a sus amigotes en toda la region.

Bolívar luchó por una Gran Colombia. Chávez destruyó la integración andina, sacando a Venezuela de la Comunidad Adina de Naciones y puso a todo el mundo a pelear en Mercosur.  

Bolívar era caballeroso, abrazó a su adversario Pablo Morillo en Santa Ana. Chávez era un  patán que insultaba hasta a las mujeres, como lo hizo con Condoleeza Rice.

Bolívar nunca besó a un travestí

Bolívar nos independizó de España. Chávez se entregó y entregó al país en brazos de los Castro, los chacales de Cuba.

Dignidad compartida?  Yo te aviso, PDVSA.

Premio Gumersindo Torres para Alberto Quirós Corradi

El premio Gumersindo Torres de la Sociedad de Ingenieros de Petróleo de Venezuela, la SVIP, se ha entregado ya por varios años a notables profesionales de la ingeniería de petróleos y de la geología, entre quienes recuerdo a Efraín Barberii, Aníbal Martínez, Rubén Caro y Luis Plaz Bruzual, valiosos ejemplos de excelencia y honestidad professional. En su discurso de aceptación Aníbal Martínez mencionó lo siguiente: “ ¿Qué es lo que aquí está pasando en algunos casos deplorables, todos referidos con exclusividad al campo Faja del Orinoco? Para completar el cómputo de las reservas, a la cuantía de petróleo inicialmente en el sitio se le aplica el recobro, vale decir, el factor de extracción. Entonces, absolutamente impropio, hasta un acto deshonesto, sería proclamar que para la fecha de la cuenta las reservas SON TANTO, en base al artificio de imponer el uso de una magnitud preconcebida para la recuperación imaginada, deseada, solicitada o decretada ser dentro de las expectativas para años futuros, en vez de la cifra tangible y lógica que ofrece la realidad impersonal de la petrofísica y la ciencia”.

Esta denuncia, que yo he compartido, nunca ha tenido efecto alguno, lo cual ha llevado a la PDVSA del régimen a decir que posee reservas “probadas” que son el doble de lo que realmente serían si hubiesen sido calculadas de acuerdo a las normas internacionales.

Este año el premio Gumersindo Torres va a ser entregado a Alberto Quirós Corradi,quien comenzó su carrera petrolera cargando tubos en La Concepción y la  terminó  como presidente de Shell Venezuela, de Maraven y de Lagoven. Nunca le dieron la presidencia de Petróleos de Venezuela, la cual le correspondía por mérito, una presidencia que luego fué prostituída en manos de Héctor Ciavaldini, Gastón Parra, Alí Rodríguez y, ahora, de Rafaél Ramírez.

No solo es justo el premio para Quirós Corradi sino inususal, porque no es un profesional de la ingeniería petrolera ni de la geología sino que pertenece al campo de la Administración de Personal, estudios que hizo en la prestigiosa Universidad de Cornell. Sin embargo, pocos ingenieros o geólogos han hecho una contribución a la industria petrolera y a las profesiones afines como la que ha hecho Quirós, en especial en la organización y manejo de los Congresos de Petróleo que se han llevado a cabo en el país, foros donde se discutieron  y se discuten los más delicados asuntos que conciernen a la industria petrolera. En paralelo, por supuesto, Quirós fue gran protagonista de los años concesionarios, del debate sobre nacionalización y, luego, de la conversión de PDVSA en una gran empresa del estado, única en su género, al desechar el concepto de empresa única estatal que ha sido el beso de la muerte para todas las empresas petroleras del estado en América Latina, tal como lo estamos viendo ahora con una PDVSA que hasta cría cerdos, siembra yuca y obliga a sus empleados a llevar a  cabo simulacros de defensa anti-invasión del imperio disfrazados de diablos de Yare.

Celebro este premio para Alberto, a quien conozco desde hace casi 60 años y con quien he pasado largas horas hablando de Venezuela y sus problemas, viendo boxeo o jugando billar de tres bandas en los alrededores del Nuevo Circo. Hubiera deseado estar allá el primero de Agosto para celebrarlo con él y mis amigos de la SVIP.

Admiro en Albrto Quirós su clara inteligencia y su capacidad para poner a marchar las cosas, es decir, lo que un gran gerente hace. Ha sido un Venezolano de excepción y este premio llamado Gumersindo Torres se le parece.   

viernes, 26 de julio de 2013

Con gente como Temir el país se va a la porra

"gojo gojito"

He oído hablar de dos Temir, uno es Temir Bulatov, un asesino checheno que está preso y el otro, Temir Porras, boliburgués venezolano, que anda suelto.  

Dice Temir el boliburgués venezolano:

“El modelo económico del régimen es el Plan de la Patria”. Habrá leído este sujeto ese plan?  Es una sarta de cursilerías e incoherencies, de plan económico no tiene nada.

 El sector público de la economía es el principal promotor de la industrialización del país”. Donde? Como? Cuando?  El sector público es un saco  de corruptos e ineptos. Ha destruído la economía venezolana.

“Es falso decir que en Venezuela no hay sectores productivos”. Y, de nuevo, da como ejemplo al sector público. Este tipo es un cínico o un ignorante, o ambas cosas. Yo lo desafío a que nombre un solo sector productivo venezolano, uno solo que sea exitoso.

En el sector privado hay, digamos, empresas que tienen vocación a la producción y siempre es una constante del presidente Nicolás Maduro de llamarlos (teniendo en cuenta que) quien fija la politica es el Gobierno….  El otro grupo, continuó, “son los voceros que se dicen empresariales del sector de la derecha”. Los pseudo empresarios que están con el régimen son parásitos del fisco. Los verdaderos empresarios son objeto de acoso por el régimen.  

“El alto indice inflationario y la escasez de algunos productos se deben a la guerra económica dirigida a destruir la revolución bolivariana”. Es difícil mantener la compostura al oír esta bazofia.  Cada metida de pata de esta gentuza le cuesta al país miles de millones. Preguntamos al Temir: Quien regula? Quien devalua? Quien importa? Quien expropia? Quien regala dinero a sus compinches extranjeros? Quien se roba el dinero de las exposiciones? Quien se endeuda? El lo sabe muy bien.

 Pobre país, sin autoridades dignas que saquen a la pandilla del poder. Todas están en la movida: Poder Ciudadano, TSJ, Asamblea, fuerza armada, CNE.

Una pudrición total.   

Nota: Quien asesora a Porras para que diga estas estupideces? Nada menos que Mark Weisbrot, a quien traen de Washington, bien pagado, para que pontifique sobre las excelencias del modelo económico venezolano.

Asesor y asesorado

Por qué se cayó el avión Chino?

Solo quedó el humito. "La pilota", dirá Villegas, está bien

No lo sé. Puede ser porque:

(1), tuvo un desperfecto mecánico

(2), falló el combustible

(3), las condiciones meteorológicas eran desfavorables

(4), fué objeto de un ataque del enemigo

(5), hay un atraso en los pagos por parte del gobierno venezolano, por aquello de si no hay lial no hay lopa.

(6), el piloto o pilota deseaba probar el sistema de eyección

(7), el piloto o pilota no sabía lo que estaba hacienda

(8), otros.

Repito que no sé cual de estas posibles razones sea la verdadera. O, a lo mejor hay otra más no enumerada.

Eso no es lo que me preocupa, ya que no soy experto en aviación. Lo que me preocupa es que estos delincuentes chavistas no informan debidamente al país de lo que ha sucedido y por qué ha sucedido. El régimen es una inmensa caja negra.
Solo me queda agregar que este es el tercer avión Chino que “se cae”. Será que los aviones Chinos son una mierda o que los pilotos del chavismo son… bisoños?

Memo #7 a Nicolás

Listos para actuar, Nicolás

Veo que te has ido a Cuba, con una nutrida delegación del sector entomológico, a fin de presentarle tus respetos y los del régimen a los hermanos Castro, tutores y ductores de traidores.

En esa delegación que va de rodillas a sumarse al homenaje a una revolución que ha sembrado muerte y miseria en la isla de Cuba van los miembros del llamado Alto Mando Militar, tal y como lo reporta ND en http://www.noticierodigital.com/forum/viewtopic.php?t=979264 . El viaje de este ‘gang’  representa un insulto a la dignidad del ejército venezolano, ya casi desaparecida a fuerza de los porrazos y las cachetadas recibidas en silencio por esa devaluada institución durante los últimos 15 años. La máxima jerarquía del mal llamado ejército forjador de libertades va en cambote, sin chistar,  a rendirle homenaje a un régimen asesino que ha destruído las libertades en aquella infortunada isla. Este grupo de segundones y adulantes que te acompaña entierra la poca decencia que le pudiera quedar a la institución armada venezolana.

Al llegar allás has dicho, con tu inimitable rusticidad retórica: “Nosotros venimos, una delegación de civiles y militares, aquí se encuentran conmigo los jefes militares de la Fuerza Armada Nacional Bolivariana, los hijos de Chávez, la almiranta en jefa, Carmen Meléndez, primera ministra  mujer de nuestra patria, el general en jefe Padrino López, el comandante general de la Aviación... y una amplia delegación del Polo Patriótico que construyó nuestro comandante Chávez”. Nicolás, Nicolás… eso de Almiranta en jefa te quedó horroroso, pero, por ello mismo, probablemente cuadra perfectamente. Lo de ministra-mujer- (femenina? ) sonó ligeramente a hiper-redundancia. El General en Jefe López Padrino se suma a sus devaluados predecesores como la consabida nueva raya para una zebra.  Así como ustedes se vieron obligados a hablar de un bolívar fuerte para disimular su debilidad apropiada para jugar Monopolio, así tendrán que hablar de General en Jefe-Requetejefe, para darle al título la fuerza y el valor perdidos por su indiscriminada repartición.

Nicolás: por qué no aprovechan para quedarse allá de una buena vez? Mira la foto,  ya los aviones que tenemos en Colombia están calentando los motores!  



jueves, 25 de julio de 2013

Venezuela: al galope hacia el Siglo XIX

Galopando hacia el pasado...

***(Apuntes para la historia de Venezuela del Siglo XXI)

Los historiadores venezolanos coinciden en que Venezuela solo entró a la modernidad a la muerte de Juan Vicente Gómez, en 1935. Hasta ese momento Venezuela conservó su fisonomía de país rural, donde el campesino era presa del paludismo, la desnutrición y la desesperanza y donde la brujería era preferida a la medicina como fuente de curación. Los caudillos, decimonónicos eran, con algunas excepciones, seres bastante primitivos. Tan rara era la tradición intelectual, tan escaso el respeto por la educación, que Guzmán Blanco se hizo llamar el Ilustre Americano, a fin de resaltar su sofisticación para deslindarse de los rústicos de la época: Julián Castro, Ezequiel Zamora o los hermanos Monagas.  El país carecía de carreteras, de hospitales, de base industrial diversificada, vivía endeudado, bajo la influencia de una u otra potencia extranjera, con poco que exportar que no fuera café, cacao y cueros.

La democracia que comenzó con Eleazar López Contreras, continuó con Medina Angarita y alcanzó su apogeo bajo las presidencias consecutivas de Rómulo Betancourt, Raul Leoni y Rafaél Caldera I, se fué estancando con Lusinchi, CAP II y Caldera II, para comenzar su galope de retorno al siglo XIX al llegar a la era de Hugo Chávez y Nicolás Maduro.

Varias particularidades de esta era permiten definirla como una grosera involución. Entre ellas:

1.      La prostitución del lenguaje oficial, en especial el presidencial. La dignidad del lenguaje que llegó a su punto más alto durante las presidencias ciudadanas de Medina, Betancourt, Leoni y Caldera se vino abajo con Hugo Chávez y llegó a un punto francamente cloacal con Nicolás Maduro. Chávez puso de moda el insulto a la oposición doméstica e internacional. La vulgaridad, el machismo y la patanería caracterizaron sus discursos interminables: te doy lo tuyo, María Isabél, eres un burro genocida, Bush, la victoria de ustedes es de…mieeeeerda, cerdo Capriles, son pequeñas muestras de la indecencia del difunto pero las hay más y peores. Por su parte Nicolás Maduro, el ilegítimo, ha mostrado y demostrado sin rubor una crasa ignorancia geográfica, histórica y política, así como un desconocimiento de lo que ocurre en industrias esenciales como la petrolera. En sus labios el insulto, que podia hasta divertir a sus seguidores cuando salía de la boca del difunto, suenan chocantes y desabridos en la boca de este Cacaseno.

2.      El retorno de las epidemias ya desaparecidas, como el paludismo, la sarna, el sarampión. Mientras tanto, La Red de Sociedades Científicas Médicas Venezolanas denunció que en la actualidad “de un total de 42 mil camas en los hospitales del Estado solo se cuenta con 16 mil camas operativas”. Esto lo dice María Yánez, presidenta del gremio científico venezolano

3.      El abaratamiento y degradación de los símbolos patrios. Quien vió jamás a Betancourt o Gallegos o Medina con una bufanda tricolor, o una gorra con la bandera o quien vió jamás a soldados desfilando con la bandera pintada en la cara, como payasos de circo de pueblo? Chávez instauró ese pernicioso hábito, exagerado ahora por Maduro, quien probablemente usa calzoncillos tricolor como si el patriotismo entrara por el fundillo. Es lamentable ver como la opoiión lucha por imitr al régimen en esta exhibición patriotera. Menos gorras y más pago de impuestos, amigos! Menos bufandas y más producción agrícola, Nicolás!

4.      El retorno de los brujos. Aunque nunca se han ido del todo de Venezuela, porque en todas las épocas hemos tenido brujos y brujas como consultores políticos, o en los negocios y en el amor, hoy vemos una verdadera explosion de superstición, salmos, piedras mágicas, curas que ponen la efigie de Arias Cárdenas en el altar, rezos y cuanta basura de este tipo pueda concebirse. Si usted va por la carretera de La Mariposa se encontrará con no menos de unos 20 centros de brujería, en los cuales se llevan a cabo misas extrañas, sacrificio de animales, tratamientos anti-pava, lectura del Tabaco por varias vías y otros portentos . Los informes de prensa hablan de largas colas de lujosos autos con placa oficial que esperan su turno para que los altos dirigentes del régimen oigan de su brujo favorito si  les tocará ministerio o empresa del estado, si les saldrá embajada en estos días de gran incertidumbre o de como caerle bien a la gran sacerdotisa de Sai Baba en Venezuela.

5.        La montonera por sobre el ejército institucional. Han proliferado los grupos para-militares, las milicias de reposeros y viejitas con furor uterino, las maniobras anti-invasión hechas por empleados de PDVSA quienes deberían estar produciendo petróleo, grupos de motorizados terroristas, de tupamaros, de La Piedrita, grupos semi-anárquicos glorificados, por cierto, en un libro escrito por un sandalista recientemente bautizado (el libro) nada menos que  en la Biblioteca Carter, en Atlanta: “We Created Chavez: A People’s History of the Venezuelan Revolution” por George Ciccariello-Maher, $26.  

6.      La  adulancia. Esta práctica alcanzó su maxima intensidad en la Venezuela del Siglo XIX. Recordemos a Delpino y Lamas, el chirulí del Guaire, autor del inmortal verso: “Cuando por tu vergel vaya un canario y entre flores te cante divino, no lo espantes, que es mi humilde emisario, tu cantor, Francisco Antonio Delpino”. Esto para que ustedes vean que el pajarito apareció hace mucho tiempo en la picaresca venezolana. Durante el régimen chavo-castrista hemos tenido especímenes mucho más avanzados en esa materia de la adulación: los hermanos Escarrá , Arias Cárdenas (convicto y confeso), Isaías Rodríguez, Diego Molero, Fernando Vegas Torrealba, Roy Chaderton Matos, Nicolás Maduro, Pedro Carreño, Rafaél Ramírez, y siguen miles de firmas arrastradas.

7.      El resurgimiento de la limosna como Política de Estado. Después que el período democrático había hecho logros en materia de empleos, educación, infraestructura física (ayudada en esto último por la dictadura de Pérez Jiménez) y caminado un buen trecho en la dirección de construír  un ciudadano y no un parásito, la llegada de Chávez coincidió con un violento salto atrás hacia la Venezuela de la limosna, del estado paternalista, del taita a lo Gómez, a quien había que escribirle carticas pidiéndole casa, dinero, empleo.  Chávez se convirtió en el taita Venezolano del siglo XXI. Con el dinero de todos los venezolanos procedió a estructurar una política de dádivas para una parte de los venezolanos, aquellos quienes le daban lealtad política a cambio. “A los otros, ni agua” , fué su consigna. En un momento de soberbia, amenazó con sacar a los tanques a la calle si la oposición triunfaba en las elecciones. O es que ya el país no lo recuerda?

8.      El abandono. La suciedad es una característica de la Venezuela de hoy. Hay que ver el aspecto de las ciudades, la basura no recolectada, el descuido de la gente en las calles. La obesidad, una señal de mala nutrición, ha hecho estragos entre los venezolanos de ambos sexos.  Es mi imaginación o las barrigas y los fundillos que se ven en las calles son ahora más prominentes que hace 20 años?

9.      Las vías de comunicación. Depués de ser el país con el mejor sistema vial de América Latina el país ha regresado a la época en la cual viajar de Caracas a Valencia era una aventura de largas horas. La via existe, hecha por la democracia, pero su mantenimiento ha colpsado. Los puentes se caen, los huecos proliferan, llegar a Margarita es una odisea, ir a Los Andes es peligroso. Viajar en el país es, de nuevo, arriesgado por los bandidos del camino y las condiciones precarias de las carreteras.  

10.   La cursilería. El siglo XIX fué pródigo en ridiculeces, montoneras y montunerías y gobernantes de medio pelo. La patriotería de Cipriano Castro, con aquello de “la planta insolente del extranjero” solo encuentra dignos paralelos en los rimbombantes discursos de Chávez y el estúpido balbuceo de Maduro. Por ejemplo, dice Maduro: “Si llegaran a hacerme algo a mí, la ira de los Dioses y de los pueblos sería incontenible". Ha escuchado usted alo tan pomposo y estúpido como esto?  Y dice Cabello: "Le recordamos a los medios de la derecha que hoy es el natalicio del Libertador Simón Bolívar, porque hoy le dan mucho espacio a otro natalicio", como si una noticia tuviera que asfixiare a la otra. Lo del pajarito y el coro de castrati del Supremo Tribunal de Justicia, uh, ah…,  no tienen rivales en la historia de la cursilería venezolana.


Galopamos hacia el Siglo XIX con el conductor Maduro con las riendas en la mano. Un pueblo embrutecido galopa trás él, en silencio,  hacia Haití y Angola,  hacia el pasado.